¿Cuánto es poco? ¿Cuánto es mucho?

mucho pocoQue preguntas verdad, a diario me encuentro con situaciones en la que utilizamos medidas que son difíciles de precisar. Para graficar esto os daré algunos ejemplos.

Expresiones como – “pone un poquito más…” o “si, en un rato lo hago…” son utilizadas y escuchadas a diario, pero como diría un amigo mio, usándolas podemos caer en las trampas del lenguaje, en donde queda en evidencia que esperar un rato a un amigo nos puede llegar a desesperar.

En ordenes culinarios esto puede ser aun más complejo, típico ejemplo: una barbacoa, yo en estos caso tengo la medida de calcular ½ kg de carne por persona, pero tengo amigos que defienden a muerte que lo correcto es 750 grs por persona y depende quien sea el encargado de la compra sobrara o no, pero siempre el cálculo será sobre la misma cantidad de personas.

Otro ejemplo de cuando es mucho o poco, es la clásica situación en la que una femina nos da su número de teléfono el sábado, ¿cuándo es oportuno llamarla? el siguiente martes, el jueves, o al otro día?. En mi opinión jamás antes del miércoles, pero no niego que tengo un amigo que las llama el domingo. (A juzgar por sus resultados, lo del día siguiente es muy mala idea).

Analicemos esto en profundidad:

· llamar al día siguiente significa sin duda ser una psicópata o alguien que no tiene nada mejor que hacer (en ambos casos no es alguien para tener en cuenta). Lo usual es que al otro día siempre tengas cosas planeadas para hacer o si eres joven, que tengas una resaca alucinante que no te permite razonar correctamente.

· Llamar a los dos días para mí significa que has estado todo el domingo esperando que sea el lunes para llamar y eres un desesperado, que igualmente no tiene nada mejor que hacer y que has intentado ocultar tu desesperación miserablemente. Para peor si el numero te lo dieron el sábado a los 2 días será lunes y tendrías que estar trabajando para levantar el país, que el lunes suele ser un día de mucho trabajo y mucha tertulia con los compañeros del trabajo a los cuales les tienes que contar que una chica te dio su numero el sábado y entre todos analizar la situación.

· Llamar a los 3 días:, eres alguien que está muy interesado, pero que tiene cosas que hacer, es decir una vida, también has tenido el mínimo de tiempo posible para comentarlo con los colegas y reflexionar sobre cuando hay que llamar.

· Llamar a los 4 días: te lo has pensado bien, tampoco has querido agobiar a nadie con tus deseos de ver a esa chica. Vas por buen camino, te has sabido controlar y la has hecho esperar un poquito.

· Llamar luego del 4 día: aquí si que hay que tener mucha muñeca, porque o bien ella ya cree que no vas a llamar y se ha pasado 4 días pendiente del teléfono y se ha hecho muchas ilusiones para luego desilusionarse o desde un primer momento ella creyó que nunca la ibas a llamar y a esta altura de la semana ya se ha olvidado. Como sea, tienes que llamar con una buena propuesta, si la has hecho esperar hasta aquí no puedes llamar, como si nada.

· Si la llamas el viernes o el mismo sábado: ya eres un caradura de escándalo, hasta el más ingenuo se ha dado cuenta que te has quedado sin plan para el finde y como un manotazo de ahogado te has medio acordado de este teléfono y la llamas mas por tu necesidad de conseguirte algo que hacer, que por el interés de una cita.

Como ven amigos si bien he utilizado una lógica aplastante para analizar esta situación, siempre estarán los desesperados que las seguirán llamado al día siguiente para agobiar a las féminas, bajo la bandera de que esperar unos días más es mucho…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s