Trabajadores de costumbres.

trabajo dormidoEl ser humano es un animal de costumbres como todos sabemos y esto es a todo nivel. Pero para mi es algo que se acentúa aun mas si cabe en el plano lo laboral, desde que he comenzado a trabajar vengo notando determinados rituales que mis compañeros acostumbran a llevar a cabo, prácticamente a raja tabla. Por circunstancias de la vida  he tenido la suerte de haber trabajado en diferentes empresas ocupando diferentes puestos, pero siempre he encontrado rituales en mis compañeros. En algunos casos me parecieron alarmantes y de esos casos  me parece interesante hablar..

En algunos puestos es casi normal y hasta practico realizar algunas rutinas en las actividades laborales que nos tocan llevar a cabo diariamente, pero yo me refiero a otras rutinas que lejos de ser prácticas o productivas, pueden hasta en algunos casos rozar la paranoia.

Os comenzare con  el caso de esos compañeros que fuman y que como yo no soy fumador me resulta aun mas difícil de entender que  tengan que ir siempre a las mismas horas a fumarse el cigarrito, como si 10 minutos antes o después cambiaran mucho.  Parece increíble, pero en todos los lugares por los que he pasado siempre están los fumadores, que yo puedo entender que tengan un vicio, pero lo que no entiendo que es que si no se van a la misma hora todos los días ya les cambia el carácter y van cruzados los que resta de jornada. Para mi esta conducta es prácticamente la prueba irrefutable de la potencia adictiva del tabaco, como quien es envenenado y si no se toma el antídoto a determinada hora no ve los minutos siguientes.

El que va como un reloj todos los días a la misma exacta hora al baño, aquí ya para mi hay 2 paranoias la primera;  ser un reloj digestivo y la segunda la de preferir ir en el trabajo y no en su casa. Aunque entiendo que esto responde mas a una cuestión fisiológica que a una manía. Teniendo en cuenta los consejos médicos de que no es bueno aguantar mucho, estas urgencias…

Los compañeros que habitan en la cercanías de la máquina de café; increíblemente vas a la hora que sea  a tomar el café y siempre están los mismos, deben tener una ulcera alucinante, y también son de rituales, llegan y te dicen “¿tomamos un café?, que aun estoy dormido”, y al rato otro, lo buscan  para algo y alguien dice lo he visto por donde el café… veo un paralelismo curioso y peligroso entre estos y los fumadores.

Rescatando la última frase del párrafo anterior me pregunto si estos 2 especímenes (fumador y cafetero, que en ocasiones se aúnan en una sola persona), no será un grupo débil especial de esos que no saben vivir sin vicios… Un compañero de trabajo decía, “no pruebo las relaciones homosexuales, porque como me encantan los vicios seguro que me engancho…”

Lo peor de todo es que si alguien por el motivo que sea tiene la costumbre de trabajar desde el minuto 0, hasta cuando se va haciendo sus 8 horas, los demás piensan que es raro…

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s