El Ariete (una fabula de la amistad).

amigosSoy un convencido de que en todo grupo de amigos, cada uno tiene su lugar o al menos un rol que solo en excepcionales ocasiones nos saltamos.

Dicho Rol esta dado no solo por la personalidad de cada uno sino también por las características del grupo. ¿Con esto que quiero decir? Que puede suceder que en tu grupo de amigos del barrio una persona sea el gran jugador de fútbol, pero que si esa persona también tiene un grupo de amigos que se ha formado a partir de un equipo de fútbol, tal vez no sea en este segundo grupo el gran jugador puesto que puede haber alguien que juegue mejor. Este mismo ejemplo se adapta perfectamente a quien en un grupo es conocido como “el Loco” y en otro grupo es simplemente “Carlitos”… de acuerdo a las características del grupo.

Aclarado este punto quisiera decir que si bien un grupo de amigos son una suma de personas, siempre hay alguno que me da la impresión de ser (si se me permite la expresión) algo más fundamental, y esto puede ser por cualquier cosa, y esto se nota en las reuniones, que si ese día este personaje no está la cosa no es igual. Es como cuando la comida se te queda corta de sal, se lo puedes agregar luego pero no es lo mismo.

A lo largo de mi vida me he encontrado con estos personajes que han alegrado mi alma con su presencia. Quisiera hablaros de ellos, estoy seguro que coincidirías conmigo en que son fundamentales y hasta posiblemente reconozcáis a alguno de vuestros amigos e incluso a vosotros mismos.

Por mencionar genéricamente a algunos amigos que son fundamentales en un grupo, podría mencionar, al amigo que siempre pone la casa para juntarse, parece mentira, pero cuando ese no esta, es como si la cosa arranca de forma extraña y nos sentimos todos un poco huérfanos ( he sabido de grupos que a raíz de esta ausencia quedan medio flotando en la penumbra del no saber por donde empezar la reconstrucción cual si se tratase del día después de un maremoto), otro personaje fundamental seria el que siempre propone cosas y nos llama siempre a todos para llevar a cabo a sus ideas… (Muchos pensaran que puede ser un poco pesado, pero es un motor fundamental para cualquier grupo).  En esta línea, en algunos grupos selectos podemos encontrar un personaje fundamental al que todos llaman “el ariete”, de él es de quien hoy quería hablarles.

Recuero un Amigo que le decíamos “el ariete” este colega se había vuelto absolutamente fundamental para ese grupo de amiguetes, puesto que tenia una cualidad muy particular que nos daba la vida en las noches de cacería por los garitos madrileños. “El Ariete” era el clásico amigo que cuando estabas en un bar, Pub, disco o cualquier garito con chicas y había un grupito cerca, siempre decía “vamos a por esas pibas que están aquí cerca… Yo me pido a la mas fea”, si señores como lo habéis leído, el caradura irrumpía en los grupos de féminas atacando (descaradamente) a la menos agraciada, a la que ellas ponían siempre como escudo o barrera protectora contra lobos en busca de aventuras de una noche, se iba directo a ese paquete que nadie se quería llevar, él se desvivía por esas chica a las que todos ignoraban, lo curioso es que con su actitud dejaba al resto de las amigas desorientadas, creo incluso que las otras se sentían un poco heridas por que él no les prestara atención y eso las dejaba indefensas, como es lógico en ese momento atacábamos los colegas a estas criaturas con las defensas baja y los resultados eran bastantes buenos.

Recuerdo una vez estábamos en un local de estos y este personaje hablando con una piba que era mas feita que un disgusto en navidades y “el Ariete” en un momento me dice “oye tengo que ir a hacer pis que no aguanto mas, entretenme a esta piba que no me la robe nadie” y Yo miro a la piba y le digo “pero… ¿quien te va ha robar esto?… si seguro te están esperando en la puerta para pagarte el taxi cuando te la lleves…”.  El Ariete era así, que les puedo decir, tenia un altísimo porcentaje de éxito con el sexo femenino, sabia ver como nadie la belleza en las mujeres, como diría otro gran amigo, era buen pobre, nunca se moría de hambre…Si algo nos supo enseñar “el ariete”, es que lo único feo en esta vida es no saber compartir la soledad…

 

En el fondo creo que uno de los motivos de este blog es seguir conectado con mis amigos de siempre, para compartir mis cosas, pero hoy sé que si esa fue la idea original debo admitir que  para variar me he equivocado, puesto que ahora no solo me comunico con ellos sino que con muchas mas personas que me gusta considerar también como amigos míos…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s