Gracias Señor por las distracciones.

11056_distraidoCuando era chico decían que me distraía, en el colegio, en casa, en todos lados , no es que me pusiera a hacer nada peligroso o que al perder la atención en lo que estaba haciendo comenzase una revolución sino que simplemente, tal vez miraba por la ventana, algo que me llamaba la atención y me quedaba navegando en esa distracción por en los caminos de la imaginación, por suerte no pudieron cambiar esta característica (bueno eso y alguna cosita más) , pero lo cierto es que si no fuera por mis distracciones me sería muy complicado vivir.

Con esto no estoy diciendo que sea un colgado que vive todo el tiempo en lo alto de una palmera (aunque en ocasiones puede que lo parezca en realidad no es así para nada). Ni que la realidad sea una pesadilla insoportable. Sino que aunque les parezca curioso, muchas veces que me distraigo sin querer encuentro la solución a problemas  o previsiones sobre circunstancias poco favorables e incluso veo esa luz al final del túnel que todos necesitamos de tanto en tanto para seguir adelante con optimismo.

Juro que no es por defender estas distracciones, pero he llegado a la conclusión que esta costumbre mía me permite hacer unos desdoblamientos que son muy útiles (se que diciendo esto, mas de uno estará pensado que debo cambiar la medicación, pero déjenme que me explique). ¿Por que digo desdoblamiento? Pues porque lo que hacia casi sin querer al comienzo, pero queriendo actualmente, es intentar, dentro de lo posible, ser un poquito objetivo conmigo mismo, viéndome a mi mismo desde otra posición. Si bien este ejercicio tiene muchas limitaciones, nos sirve para reflexionar y hacer un poco de balance personal. Como decía un ex-jefe mío, en la vida como en el trabajo todo pasa como si estuviéramos en un carrusel o calesita y si no somos capaces de descender y ver el carrusel desde fuera, nunca sabremos en verdad como vamos, puesto que desde dentro nos gana la inercia y no llegamos jamás a la claridad, podemos creer que va todo perfecto y si lo miramos desde otra perspectiva descubriremos que posiblemente al carrusel le faltan la mitad de las luces y el caballito blanco se nos esta desmoronando.

distraidoOs habéis dado cuenta lo fea que seria la vida sin no nos distrajéramos de vez en cuando, que aburrido seria seguir sin esfuerzo el camino apropiado.

Es más os podría decir que si no me dejara llevar por las distracciones jamás se me hubiera ocurrido hacer este blog, que como bien saben me permite hacer una catarsis de desahogo (con lo cual me estoy ahorrando un dineral en el psicólogos, con perdón de mis amigos que están en esa profesión),  pero la verdad es que también sin querer o queriéndolo me estoy comunicando con mucha gente, con amigos de siempre y también con gente que no conozco personalmente, pero que veo que me leen y hacen que comience a sentir un afecto especial por países como México, Alemania, Colombia, Chile , Venezuela, etc. De donde tengo muchas visitas y para todos ellos mi más cariñoso abrazo. E incluso me aventuro a pensar que en estos lugares debe haber algún punto en común con mis opiniones, puesto que sino, no se explica que les llame la atención mis palabras.

Será que puede que en este momento por medio de mis palabras todos nos estamos distrayendo en la misma dirección… ¿Estaremos en presencia de la famosa distracción colectiva? Ojala sea productiva.

No es por justificar mis delirios, pero mi vida actual solo me permite distraerme en contados momentos de ocio y si llegase a ser verdad que “el ocio es la madre de todas las ciencias”, con los momentos de ocio que estoy acumulando en este blog, debería estar desarrollando prácticamente algo parecido a la teoría de la relatividad, menos mal que no se me da por ese lado, sino los aburriría asquerosamente…

Para finalizar seguro que alguien podrá decirme que para saber a donde vamos, tenemos que estar atentos con la mirada en nuestro objetivo, y en parte estoy de acuerdo, solo que me parece igualmente importante cada tanto mirar hacia atrás y en torno para tener una visión general de lo que pasa y de esta manera poder precisar donde estamos… No sea que por mirar siempre el árbol, no veamos el bosque.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s