Fingir los placeres?

fingirHace días en un foro de lectores, leí que alguien publicaba, la siguiente pregunta; ¿que libro dices que has leído, pero en realidad no leíste?

De lo cual se desprenden 2 pensamientos lógicos, el primero vale la pena fingir haber leído un libro que no has ni abierto y lo segundo que clase de idiota confesaría eso en un foro de lectores???.

Intentare reflexionar sobre la primera cuestión, he implorar para que los que se encuentren en la segunda cuestión se decidan a utilizar el cerebro que dios les dio.

Empezare diciendo que no soy tan ingenuo como para desconocer que en mayor o menor medida todos fingimos, desde el niños que finge haber hecho la tarea para poder ir a jugar, pasando por cuando, por cortesía fingimos interés en lo que nos comenta alguien a quien estimamos pero que en si, su discurso transcurre por un tema que no nos interesa, hasta extremos como son protagonizados por algunos infelices que fingen dormir en el trasporte público (autobús, tren, metro) para no ceder su asiento a quienes mas lo necesitan.

Lo que no consigo entender es como alguien que le guste la lectura, diga que ha leído un libro sin haberlo leído, no logro comprender como alguien con un hobby o una pasión, incluso creo que esto de fingir no pasa con otros hobbys, yo tengo amigos que son unos gamers insaciables, (amigos que les encantan los videojuegos) a ellos jamás se les ocurriría decir que aun jugado un juego que no han tocado. Lo mismo mis amigos que corren maratones o que hacen senderismo.

Será que esta es una tontería que solo pasa en los círculos de lectores que intentan aparentar mas de los que son. Si, digo lo que son, debido a que soy de los que creen que uno es lo que lee.

Pero por sobre todas las cosas ¿vale la pena fingir? Y  ¿Por qué fingir sobre haber realizado una actividad que nos gusta?.

No puedo mas que de verdad responder a estas preguntas con un: no, y no se me ocurre el porque… Como tiene que ser de triste tu vida para que finjas sobre cosas que te gustan, no seria mas lindo hacerlas. A mi me gusta viajar y cuando me encuentro con alguien que ha estado en un lugar donde tengo ganas de ir, lo reviento a preguntas, intento aprovecharme de su experiencia, tengo sed de sus recuerdos, no se me ocurriría jamás decir “si yo también fui”, no siendo verdad. Creo que las cosas placenteras no merecen estar asociadas a una mentira.

En este punto de mi vida, sé que fingir no conviene para nada, principalmente no conviene para nosotros y menos para los demás. Si un amigo me esta contando algo que no me interesa, educadamente se lo hago notar (mis amigos y sobre todos mis familiares saben que soy así de desagradable), el tiempo es algo tan precioso que no podemos perderlo ni mis amigos ni yo, por ello creo que lo justo es decirles que ese tema no me interesa y cambiar a algo que nos interese a todos.

Alguno me puede decir, es que hay ocasiones donde es casi un reflejo fingir, a esas personas les cuento un secreto: cuando alguien finge los demás se dan cuenta, solo que no dicen nada porque esa persona da pena…

Se me acaba de ocurrir una cosa que me gustaría compartir, probemos de hacer todos un experimento. Propongámonos al menos por una semana no fingir en nada, ni por educación, ni por cortesía y en nada de nada, si se nos quemo la comida, se nos quemo y basta, se come pero sin fingir que esta apenas pasada o el arroz un poco pegado, y con todo de la misma forma, con educación y buenas maneras pero sin fingir. Estoy convencido que será una experiencia positiva…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s