3 juegos, 3 momentos, que seguro conoces.

yoyoEl Yo-yo:

No se si en vuestra escuela sucedía, pero en donde yo fui al colegio, de vez en cuando venían un grupo de “adultos” a realizar una exhibición de Yo-yo. Decididamente esos eran de los mejores días. Se que con la declaración que acabo de hacer, queda al descubierto mi gran nivel como estudiante, pero seamos sinceros a los chicos les gusta jugar, y cuando éramos chicos, los juegos nos fascinaban.

Pero me gustaría detenerme un poco en estos  “adultos” que se ganaban la vida realizando estas exhibiciones, que por cierto todos los años volvían (el mismo equipo) a visitarnos, solo que en cada ocasión  traían un juguete diferente (yo-yo, Tiki-taka, etc.), para intentar meternos el veneno del juego en la piel. Siempre me llamo la atención el trabajo de estos adultos que realizaban la exhibición, me los imaginaba llegando a casa, y a sus hijos pidiéndoles que jueguen un poco con ellos, y estos adultos diciendo: “hijo dame un respiro, estoy cansado de trabajar todo el día…” o imaginar esa conversación familiar con la esposa de este hombre, diciéndole : “por favor dile algo a tu hijo, que aun no ha hecho la tarea, se ha pasado toda la tarde jugando…Por favor habla con él, hay que hacerle entender que la vida es mas que jugar a un juego…”

250px-Rubiks_cube_by_keqsEl Cubo de Rubik (o cubo mágico, como se conoce en algunos países):

Quien no lo ha tenido, absolutamente mítico, El rompe cabeza de los rompe cabezas, el puzzle de los puzzles. Soy un convencido que este era el clásico juego que nuestros padres nos compraban con 2 claras intensiones: la primera descubrir si por casualidad había un genio en la familia, y la segunda intención era tenernos entretenidos durante horas. Esta claro que si están leyendo estas líneas, la respuesta a las intensiones de nuestros padres han sido negativas.

Recuerdo un compañero del colegio que el caradura despegaba y pegaba los papelitos de colores en el cubo cada vez que se veía atascado y no sabia como continuar, para completarlo. Luego iba por todos lados diciendo que lo había resuelto llevando el cubo como prueba.

También conozco un adulto que visitando la casa de unos amigos con niños, vio el cubo entre los juguetes de los niños, y dijo: “ahhh Yo esto lo resolvía en 5 minutos”, obviamente los niños comenzaron a implorar que lo haga, por favor, que ellos no podían resolverlo, etc. Luego de muchas insistencias, se decidió a complacer a los niños y dijo: “Bueno lo hago, pero solo una vez”. No hace falta que diga que realizo uno de los mayores papelones de su vida cuando después de 10 minutos de intentar, ya sudando les dijo a los niños, “no chicos, este no se puede hacer, esta rota, seguro se les cayo al suelo y se rompió”, a lo que uno de los niños replico, “no será que no lo sabes hacer???.

Se que en el 2005 este juego cumplió los 25 años.

220px-Donkey_Kong_arcade_at_the_QuakeCon_2005Arcade:

Es el término genérico de las máquinas recreativas de videojuegos disponibles en lugares públicos de diversión, centros comerciales, restaurantes, bares, o salones recreativos especializados.

Esta es, con las que sin duda, me hago fuerte. Hemos pasado años juntándonos en la puerta de un local repleto con estas maquinas. Es mas con mi pandilla de amigos, hacíamos excursiones al centro o, a otros barrios solo para jugar a juegos de estas maquinas que no había en mi barrio.

Muchos de nosotros hemos pasado muchísimas horas en torno a estos arcades con nuestros amigos. En ellos hemos ganado la copa del mundo, rescatado a princesas, devorado fantasmas, vencido en la formula 1, enfrentado a espías, nos hemos puesto en la piel de superhéroes, Levantado el cinturón de los pesos pesados, etc… Recuerdo que decían que pasar mucho tiempo con ellos nos haría mal, nos quedaríamos ciegos, nos volveríamos tontos. Pues ya ven, alguna de esas cosas fue verdad.

Por suerte la batería de juegos que estaban en los recreativos, ahora están en los MAME (Multiple Arcade Machine Emulator) y con ellos los mas osados aun despuntamos el vicio.

Hoy estos arcades han sido ampliamente superados por las consolas, como sabemos podemos jugar con mucha mas gente online, de la que se podía reunir en una tienda de arcades, pero no se compara a los piques que nos hacíamos cara a cara con amigos y sobre todo desconocidos.

De esta época guardo, sin duda, unos cuantos de los mejores amigos que te puede regalar la vida…

Anuncios

Un comentario en “3 juegos, 3 momentos, que seguro conoces.

  1. A mi colegio no venía nadie a hacer demostración de juegos. Quizá eso se estilaba por Argentina, pero en España, en mis años, los juegos al patio.
    Aunque de peque he tenido Yo-yo y Cubo de Rubick (de hecho últimamente estoy pensando en hacerme con uno) no les di demasiado. Yo con el segundo no cambiaba las pegatinas, pero si pillabas el truco era sencillo desmontar las piezas y volver a montar el cubo “ordenadito”.
    Con las recres es otro tema. Me he pasado horas en esos salones. El primero que recuerdo era el Drugstore de la calle Fuencarral (ahora está el VIPS allí), era enorme y tenían hasta una pequeña pista de coches de choque o parecidos. Ahí jugué a las primeras máquinas, en blanco y negro. Máquinas chulas de tiro, con escopetas. O imitando el periscopio de un submarino. Luego ya el Invaders, Pacman, Galaxians, Donkey Kong, etc. etc. y hasta hoy que tienes el salón de juegos en casa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s