Compras compulsivas.

comprasPor suerte mis amigos y mi familia no somos lo que se considera compradores compulsivos. Pero a lo largo de la vida he conocido (sobre todo en el ambiente laboral) unas cuantas personas que tiene serios problemas para, dejar de comprar determinados artículos.

Podría ser malo y comenzar hablando de las chicas que son bajitas y al ponerse unos zapatos con tacos o plataforma descubren una perspectiva diferente del mundo y no paran de comprase todo el calzado con el que puedan ganar unos centímetros.

Pero no, no voy a empezar por ahí, ya que estamos en Internet prefiero empezar por quienes son adictos a la tecnología. Con cuidado que en estos casos no me refiero a quienes humildemente se compran un juego para la videoconsola. Eso es simplemente un pequeño hobby.

A quienes me refiero son a esas personas, que novedad tecnológica que sale, novedad que se compran, tablet, teléfono móvil, portátiles, etc, no discriminan lo quieren todo y para peor, cuando entras en ese circulo suele suceder que en un corto lapso de tiempo te encuentras con varios artículos similares, que solo los separan uno de otros, las pequeñas mejoras, clásico ejemplo de este culo veo culo quiero es:

            Gente que Cambia de teléfono móvil cada 6 meses, como si en ese corto tiempo mejorasen tanto o como si hicieran una gran diferencia a quien lo utiliza.

Teniendo el iphone 4 comprado hace pocos meses, ya estaba desesperado por el iphone 5 antes de que saliera, yo que soy un ignorante les decía:

-¿pero y eso por que?

– respuesta es que el 5 es mejor y tiene un par de cosas mas.

–        ahh, pero… ¿tu utilizas ese par de cosas?

–        – no pero… lo quiero.)

En el mismo sentido aunque en otro genero esta el tema de los artículos en oferta o rebajados de precio, parece mágico vemos el cartel de oferta o rebajas al 50 % y los ojos se van solos, estoy convencido que ni vemos el producto solo el cartelito del descuento, lo que me parece mas triste y divertido, son las excusas insulsas que encontramos para adquirir un articulo que esta en oferta. Se han escuchado frases como estas:

–          Mira este marco que estas de oferta, le quedaría muy bien a la foto esa que tienes con los del equipo de futbol.

–          Pero si hace 1 mes vimos el mismo marco y me digites que era un asco y que no querías ni oír la idea de enmarcar la foto de los borrachos del futbol.

–          Ahhh, bueno pero ahora esta de oferta al 60%…

Un vicio que es unisex son los complementos (como me gusta esta palabra) estos productos generan una adicción, que vale tanto para hombres como para mujeres, puesto que la enfermedad ataca por igual a quienes gustan de bolsos, carteras, cinturones y corbatas. Lo mejor de estos artículos, es que con la escusa de esto me va bien con tal camisa o con aquel pantalón, nos terminamos llenado la casa de cinturones que luego por vagancia terminamos no usando, lo mismo pasa con los bolsos, cuantas veces hemos oído, “Ayyyy, es que este, es mas de verano y este es mas para invierno…. (Mientras yo simplemente veo un bolso marrón y otro beige)…

Por ultimo los que somos enfermos de comprarles juguetes a nuestros hijos, la verdad me gusta la explicación de una amiga “le compramos mil cosas, debido a que los amamos y queremos que sean felices, ¿Qué les puede hacer mas feliz que un juguete?… Luego pasa que el vástago tiene tantos juguetes como caprichos y en casa ya no queda mas espacio ni para lo uno ni para lo otro. Se han dado casos en los que abres el cajón de los manteles y encuentras una muñeca puesto que en su sitio ya no entra… Lo cierto es, que en honor a la verdad, me parece que los que padecemos de esta adicción, es debido a que en el fondo (y no tan en el fondo) seguimos siendo unos niños y nuestros hijos son la escusa perfecta para dar rienda suelta a nuestra catarsis de Peter Pan.

Hagamos un ejercicio, cierren los ojos un momento y recuerden por un minuto vuestra infancia, ¿cual era vuestro juguete favorito? ¿A que jugaban? Más de uno, en este momento, estará viéndose peinando una Barbie o reventando el pulsador de un scalextric, ayy que contentos que estábamos y como no vamos a querer que nuestros niños, sobrinos, primitos, etc… sientan el placer de una sonrisa tan grande que les haga doler las mejillas.

Y ahora, que nadie nos ve, no os gustaría poder jugar un ratito más, shuuu , no os preocupéis no diré nada,  aprovechando que mi hija duerme estaré testeando algún juguete que le he regalado…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s