Pequeñas delicias de los taxistas.

taxi taxista_thumb[4]No se si soy yo o tal vez a ustedes también les ha pasado tener un momento mágico con un taxista. En esta pequeña publicación describiré algunas conductas de taxistas intentando descubrir que es lo que pasa por sus cerebros cuando realizan determinadas maniobras.

Antes de comenzar diré que no me considero un “Fangio” ni mucho menos, por el contrario, no me gusta conducir, intento ponerme al volante lo mínimo e indispensable, precisamente porque me gusta transitar conforme al código de circulación y las locuras de los taxistas me parecen sinceramente propias de kamikazes.

Si bien es cierto que nadie es perfecto, y todos nos equivocamos, cualquiera que observe una intercepción importante en una gran ciudad durante horas, vera que el porcentaje de maniobras de riesgo y/o infracciones es mucho mayor en el gremio de los taxistas que si sumamos todas las incidencias en el mismo lapso de tiempo por otros conductores.

Evidentemente tienen un código de circulación diferente a los demás en el cual les debe indicar que siempre tienen la preferencia (de lo contrario no se entienden sus conductas). Veamos algunas de las cosas que me enferman.

Cuando vas en un carril y el taxista que se encuentra en otro carril, se le ocurre cambiar de carril o que tal vez seria bueno girar en la próxima esquina, él simplemente acelera y gira y los demás que se acomoden a sus necesidades, obviamente sin poner la luz de giro ( pensaran: que sentido tiene poner la luz de giro, mejor giro y basta para que avisarles, total hay muchísimas posibilidades que cambie de opinión y tenga que volver a cambiar de sentido y ya seria poner 2 veces la luz tal vez se me gasta y la tengo que cambiar mas rápido, no mucho lío mejor sin luz y basta).

Otra cosa muy agradable es cuando van buscando pasajeros, por el carril del medio en lugar de acercarse al carril mas cercano a la gente (seria lo mas lógico) algunos les gusta ir paseando por el medio de las avenidas y como es de esperar cuando un pasajero quiere hacer un viaje, terminan frenando de forma intempestiva parando en el medio de la calle de forma intempestiva. (Ellos pensaran: voy por el medio, de esta forma puedo levantar pasajeros de ambos lados, ¡que campeón que soy!).

Me molesta que pretendan elegir el viaje, que crean que por el hecho de estar en una parada en un hospital o en un aeropuerto, les tiene que llegar un viaje de 20 kms, me ha pasado tomar un taxi en un hospital con alguien convaleciente, y el taxista me echo la bronca debido a que el viaje era de menos de un kilómetro, le tuve que terminar diciendo “que pretendes que me lo lleve en brazos”.

Es interesante también ver como se comportan en un atasco, como todos nos ponemos de mal humor, y estamos siempre cambiando de carril, intuyendo que el carril de nuestra derecha o de la izquierda circula mas rápido (obviamente es mentira, la sensación y la desesperación nos juegan una mala pasada). Lo curioso es la actitud que tenemos al pasarnos de carril: están los que dudan, los que esperan que no pase nadie o que haya una gran distancia de seguridad para cambiar de carril y los que se tiran de cualquier manera y en cualquier momento a otro carril (estos últimos son el grupo donde seguramente se encuentran los taxistas).

Alguna vez me ha tocado, fuera de Europa tomar un taxi, y eso ya es viajar de otra manera, recuerdo una vez de noche tomar un taxi, y que el taxista me decía “ me molestan los que se paran en un semáforo y están todo el tiempo acelerando y adelantando el coche unos centímetros” paradójicamente el conducía como mínimo a una velocidad de 80 km/h en ciudad, por momentos sentía que las ruedas no tocaban el asfalto, aun estoy pensando que si aumentaba la velocidad 5 km más, hubiésemos podido viajar en el tiempo.

 No quería caer en el lo obvio pero es menester al menos hacer una pequeña mención a la clásica regla no escrita de intentar querer llevarte por donde les da la gana, sobre todo cuando subes en el aeropuerto con un acento que no es el local. (Estoy convencido que en todo el mundo cuando te dan el carnet de taxista, te inculcan esta doctrina del paseo al paseo al cliente).

En los países donde el hay carnet por puntos (es decir que se asignan una cantidad de puntos con el carnet de conducir y con cada infracción se restan puntos cuando los puntos son iguales a 0 debe rehacer el curso de para sacar nuevamente el carnet y no pueden conducir por al menos 3 meses) el gremio de taxistas quieren que les den mas puntos que al resto de los conductores en el carnet, y así tener mayor margen para el error, argumentando que el carnet de conducir es su fuente de trabajo. Sin embargo veamos un ejemplo de otras profesiones donde su mal ejercicio puede ser peligroso para los demás: Un boxeador profesional tiene prohibido pelearse fuera del ring, es lógico pedirle que demuestre profesionalismo y de ejemplo con su conducta cuidando sus herramientas de trabajo. Sin embargo ese entrenamiento y condición de profesional que en el boxeador se transforma en un a restricción, en el caso de taxistas ellos pretenden que esas mismas características les generen un  mayor margen de permisivilidad (es evidente que piensan que esas mayor cantidad de horas de practicas no le dan ninguna habilidad y que es inútil pensar que pueden dar ejemplo).

Para quitar un poco de hierro al asunto y que no crean que tengo algo especial contra el gremio de taxistas, es justo reconocer que todos hemos pasado por la situación en la que tarde en la noche, bajo la lluvia, lejos de casa, encontramos un taxi y nos ha generado la misma sensación de haberle visto la cara a Dios.

 

Anuncios

Un comentario en “Pequeñas delicias de los taxistas.

  1. Para uno es excesivo comprensible dejarse llevar por olvidar el hecho de que hay seres humanos honesto a la benevolencia, y mucho tangibles en el extremo beneficiario de sus disquisición. Creo que su artículo haría demasiado bien en documentar a una gran mayoría de la población.me gusta mucho. saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s