Cupcakes, tortas, tartas y pasteles

cupHoy que están tan de moda los cupcakes,  les quería comentar que a mi, este tipo de delicatessen dulces a mi me llaman mucho la atención, aunque la verdad nos se si es por su sabor o por su aspecto, lo mismo me pasa con las tartas o repostería en general y es en este sentido que me gustaría compartir una historia, sobre las delicias de la repostería…

Habitualmente en las fiestas de cumpleaños de niños, en las bodas, en los bautismos, solemos encontrar  unas bonitas tartas alegremente decoradas.

Los decorados suelen corresponder según la ocasión, en las bodas, esperamos la infaltable pareja de novios coronando una torta blanca que en la mayoría de los casos suele ser de varios pisos. En los bautismos o en las comuniones se repiten los motivos que imitan una iglesia, una capilla y los menos afortunados les tocaba una tarta con la figura de un marinerito.

Aunque para mi, las mejores desde siempre han sido las de cumpleaños, puesto que los motivos son absolutamente diversos, desde las clásicas con un miniestadio de fútbol, lleno de figuras de jugadores de fútbol para los niños o las de princesas Disney para las niñas, hasta cualquier cosa que sea de la preferencia del homenajeado, superheroes, animales, personajes de animación, castillos, pelotas de fútbol, etc…  Precisamente la historia que quiero contarles puede que sea sobre repostería para cumpleaños.

Había una vez un niño de unos 4 años, próximo a cumplir 5 años (llamémoslo Juancito) y en las semanas previas a su cumpleaños su tía (que había hecho un curso de repostería), le dijo que ella le regalaría la torta de cumpleaños que el eligiera.  él niño encantado empezó a mirar con atención un libro lleno de fotos de tartas de cumpleaños que su tía le dio, después de mucho estudiar el book, Juancito se decanto por una tarta que tenia la cara de un payaso sonriente con una enorme nariz roja que sobresalía de la tarta.

tartas de payaso El día del cumpleaños a la hora señalada todos los invitados que rondaban la edad del homenajeado se encontraban jugando y la voz de un adulto en un momento los llamo, gritando ¡la tarta!, ¡la tarta!, ¡Chicos vengan que llega la tarta!… los niños corrieron veloces a trabes de toda la casa para llegar al salón, en torno a la mesa donde apareció una gran cara de payaso sonriente de la cual se escapaba una enorme nariz roja, como locos todos los niños querían comer esa nariz, por ello la abuela de Juancito de forma salomónica propuso lo siguiente “chicos la nariz es muy grande, yo os la cortare en porciones así todos podrán probarla”.

 

Acto seguido cada niño con su porción en la mano, la probaron al mismo tiempo, lo que nadie les dijo nunca a los niños es que la codiciada nariz estaba hecha de mazapán y su sabor era casi amargo, por ello un segundo después de probarla, todos los niños salieron corriendo inmediatamente al baño, para escupir eso rojo que tenían en la boca, como era de esperar se produjo un efecto cuello de embudo en la puerta del baño y la cosa termino con 10 niños vomitando en un pasillo.

Lejos de querer llevarlos sobre una imagen repugnante, estos niños aprendieron de esta forma, triste si se quiere, que muchas veces las cosas no son lo que parecen, como decía mi padre “no es oro todo lo que reluce”.

No se si han notado que la repostería, es como el maquillaje, sólo que una se aplica sobre la piel, y la otra se aplica sobre los bizcochos. Con ambas cosas, muchas veces sucede que el exceso no siempre es bueno, dado que genera prácticamente un disfraz, que mas temprano que tarde se deberá quitar, con la previsible consecuencia de que lo que encontremos sea muy diferente a lo que había antes ( quizás mejor, quizás peor ), pero tan diferente que puede asustar.

Bueno yo creo que generar una enorme careta puede ser contraproducente, pero eso es solo por el hecho de que soy de los que creen ,que la verdadera belleza esta en el aspecto natural de las cosas o en la sutileza de los toques de calidad, de buen gusto y no en medio kilo de cosméticos o en medio kilo de mazapán.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s