Pequeños placeres

puesta de sol
A mi entender la vida se compone de pequeños placeres, los mas románticos me dirán “ver una puesta de sol”, los mas tradicionales escuchar música clásica solo en la casa a oscuras y con una copita de cognac en la mano.

Yo en cambio, que soy mas simple o menos sofisticado, enunciare unas cuantas situaciones tal vez banales que no se si son como una puesta de sol…pero me generan un estado de regocijo similar a estar contemplando una obra de arte.

Que me dicen de cosas como, encontrar un billete de 20 euros, en un pantalón que no utilizas desde el invierno pasado…

Hace unos días escuche como un grupo de mujeres de se regocijaba, contando que el ex de una de ellas se había separado y estaba sin trabajo, parecían estar festejando el campeonato del mundo.

Seguro les pasó alguna vez despertarse de un sobresalto pensando que te has quedado dormido, que la alarma no ha sonado y cuando miras el reloj, te das cuanta que aun te quedan 2 horas mas para dormir.

Aparcar exactamente en la puerta del lugar a donde vas.

Llegar al cine un par de minutos antes de que empiece la película, y conseguir un par de entradas en una posición decente.

Conseguir un billete de avión, en una empresa low cost por menos de 20 euros (si usas los mismos 20 euros que encontrasteis sin buscar en el pantalón ya es un triunfo gigantesco).

Descubrir, en las cercanías de tu casa, una hermosa librería…

O recuerdo en esa época tan lejana, en la cual vivía en casa de mis padres y llegaba muy tarde de la facultad con un hambre monumental y me esperaba un plato rico de comida.

En una situación fortuita, reencontrarte con un amigo de la primaria, al que le habías perdido la pista.

Que me cuentan de cuando están en una reunión a punto de irse y por una efímera razón decides quedarte un poco mas, y justo 10 minutos después de esa decisión, sucede algo singular por lo cual te ríes toda la noche y “dices menos mal que no me fui!!!”

Que el desayuno del hotel en donde pasas las vacaciones, sea mucho mejor de lo que habías imaginado.

Meter un golazo o una atajada increíble, aunque sea en un partido improvisado.

Llegar tarde a un vuelo, corriendo como loco por todo el aeropuerto, convencido de que lo has perdido irremediablemente y justo cuando llegas a la puerta de embarque te informa que estaba con retraso y están comenzando el embarque.

El acierto enorme de ir a la boda de tú amigo gay, ya allí te das cuenta que hay muchas de sus amigas (hetero) que están buenísimas, medio borrachas, con ganas de marcha y eres el único chico heterosexual soltero de la fiesta. (Si no triunfas esa noche, retírate de la vida).

Se que hay muchos que sueñan con ganar la lotería. Yo no seré tan atrevido de decir que estas tonterías que he descrito son lo mismo, pero os digo que cosas como estas, hacen la vida es mas llevadera, bueno cosas como estas y que lean mi blog… 🙂

Anuncios

2 comentarios en “Pequeños placeres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s